Se celebra en Madrid el próximo 3 de Febrero el 5º Congreso XBRL. Dicho así puede parecer instrascendente, pero estas siglas equivalen a la normalización de sistemas para el almacenamiento y transmisión de información financiera y contable.

Aunque los sistemas contables son internacionales, la manera de presentarlos no lo es. Esto hace que empresas de dudosa viabilidad puedan despistar a los auditores o ganar un tiempo precioso presentando informes cuya simple interpretación o traducción llevará tanto tiempo que para cuando se hayan puesto en limpio y claro todo el daño estará hecho.

Una de las más populares y aplicadas Leyes de Murphy dice: «Si no puedes convencerlos, confúndelos». Eso hacen precisamente las empresas y corporaciones que viven en el límite de la honestidad y la ley. Saben que no convencen, pero presentan su información tan embarullada que confunden a los auditores y analistas el tiempo suficiente para ponerse a salvo. O no. Porque si no se ponen a salvo será porque su situación llega a tal punto crítico que todo se cae en pedazos, y en ese momento arrastran en su caída empleados, empresas afines, valores bursátiles, y si me apuráis, economías globales…

XBRL son unas siglas aparentemente anodinas, pero representan un estándar para que la información financiera y contable sea legible y comparable sea cual sea su nacionalidad y el software de tratamiento con el que se entregue.

Toda la información perfectamente explicada está en www.xbrl.es .

XBRL podrían ser perfectamente las siglas del derecho de todos los ciudadanos a reclamar a sus empresas y administraciones transparencia en la presentación y justificación de informaciones financieras y contables. Representa el establecimiento de un vocabulario informático universal aplicado al lenguaje financiero.

Todo está muy bien explicado en www.xbrl.es . El 3 de Febrero se presenta en el 5º Congreso en Madrid. Creo que es un asunto de la máxima importancia, pues si España tiene ahora cuatro millones de parados se debe en parte a que ciertas empresas y corporaciones han logrado despistar a las administraciones durante demasiado tiempo, lanzando chorros de tinta y papel que hacían pasar por información pero sólo era confusión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.