En este primer capítulo de esta nueva serie dedicada a las grandes injusticias del Rock´n Roll quiero dedicar al espacio a «Cosmo’s Factory», de la Credence Clearwater Revival. Leo con asombro que este LP está clasificado en el segmento de orden de 400 a 500 de los mejores de la historia, y es algo que hay que reparar.

El álbum no tiene ninguna canción mala, y sí muchas memorables, además de una portada fabulosa. Después de mucho arañar baúles del trastero me doy cuenta de que he perdido, o alguien se llevó, mi ejemplar original. Lo busco en Wallapop. Su cotización está muy por encima de la posición que los billboards sajones le adjudican. Porque hay que tener en cuenta que, como en tantas otras cosas, los rankins de cotización están dominados por los sajones, a pesar de su mala rima.

Pero para los hispanos -que tampoco rimamos muy bien, pero es lo que hay- hay álbumes inmensamente memorables que merecen un rankin propio, y el Cosmos Factory es uno de ellos. Otros serían el Inagada Da Vida, y el de las cerezas de McCartney, por ejemplo , o el Tea for the Tillerman, de Cat Stevens. Elepés que en nuestra historia tuvieron, no se sabe por qué, ni cómo, pero sí que sí, una repercusión y han dejado una huella mucho mayor de la que los putos rankins sajones revelan para el conjunto de la humanidad, que en realidad nos la pela.

Así que escuchad una vez más «Cosmos Factory» y recordad, e imaginad. Este es el enlace: https://open.spotify.com/album/4GLxEXWI3JiRKp6H7bfTIK?si=Pjii6uvTTOOa0J0slJfzdA Good trip!

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.