A veces pienso

que mi vida fue un fracaso. He conseguido

pocas cosas de las que me propuse, y no soy rico,

ni he hecho grandes cosas tampoco en beneficio de la humanidad,

no he descubierto nada, mi vida ha consistido básicamente en asomarme

al balcón de la belleza -abismo y catarata, noche y día-

y flipar. Nadie puede vivir sin consuelo, así que

cuando pienso estas cosas tan tristes, pienso otra

mucho más intersante: pienso que algún día descubrirán

un sistema tecnológico flipante para recuperar

los pensamientos de los seres pasados, igual que

los arqueólogos desentierran el precámbrico a partir

de una fosa arcillosa en Burgos, El Cairo, Angkor, Bagan.

Pienso que toda la belleza que he conocido en mi vida

pudiera volver a cristalizarse, entonces, gracias

a este invento cojonudo, al fin y al cabo

cosas mucho más increíbles se han visto

con el paso de los siglos: ¿quién hubiera creído

hace mil años que hablaríamos algún día con alguien

a miles de kilómetros, o más allá, a pocos metros de distancia?

¿Que el hombre llegaría

a la luna?

¿Que la mujer llegaría

a neutralizar la suciedad invisible gracias

a las partículas microatómicas neutralizadas del nuevo ajaxxx

detergente? La ciencia, amig@s mí@s, la ciencia, qué maravilla, ¿quién podrá

predecirla, y eso que es ciencia? Por eso pienso, a veces,

cuando creo

que no he hecho nada en mi vida,

que la he perdido,

pienso que algún día se descubrirá

la fórmula arqueológica molecular para desenterrar

la memoria de toda la belleza

que cada un@ de nosotr@s ha conocido,

en miles de noches, bares, canciones, besos, restaurantes, playas, chiringuitos, curros, cosas, viajes, caricias, lágrimas, maravillas.

Imagino al becario

del futuro escudriñando mi memoria reconstruída

gracias a esa nueva técnica revolucionaria.

Le imagino tomando notas de momentos de mi vida que ni siquiera yo recuerdo, y le imagino

deseando que llegue la hora del recreo para vivir su vida.

Ay ay ay. Toda la belleza que has vivido morirá contigo, conmigo, vivirá para siempre.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.