Ya he olvidado todo:
las fechas, los hoteles,
las vistas desde cada habitación,
los colores, las ciudades,
las riñas, los besos,
las sombras, las luces,
los soles y las noches,
los días y sus cosas.
Como decía ________________,
«ya no queda nada, excepto todo».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.