El pasado 1 de noviembre dí el alta de servicios Movistar Fusión, combinando el ADSL, el fijo y el móvil. La tarifa incluye llamadas ilimitadas a fijo y móvil desde el móvil, así que poco después de dar el alta lo normal es que te lances a llamar con mayor tranquilidad y más tiempo de lo que venías haciendo antes.

Sin embargo, treinta días después recibo las facturas del mes y resulta que no tramitaron el alta. Así que no sólo no tengo ahorro, sino que tengo mayor gasto, puesto que hice bastantes más llamadas y por más tiempo creyendo que sí que tenía la nueva tarifa.

Moraleja: al dar de alta este tipo de servicios, que efectivamente pueden suponerte un ahorro (y por tanto menos ingresos para la compañía proveedora) solicita un envío de confirmación de alta o comprueba tú mism@ pasados algunos días que la han realizado correctamente, ¿ok? Hay olvidos sospechosos…

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.