Septiembre tiene nombre de mujer.

Suena a lluvia. Se insinúa el color

de las hojas acastañadas, violetas,

marrones, crepitosas, quebradizas.

Septiembre es la vuelta al cole.

Es un montón de libros nuevos,

de Geografía, Conocimiento del Medio,

Sociales, Matemáticas, Inglés. Es

conocer una clase nueva, enterita:

¡qué profunda emoción, recordar el futuro

de todo un curso con amig@s y enemig@s nuev@s!

Septiembre es el origen de todo.

Recuerdo cuando esnifaba los pliegues de los libros

nuevos, y prácticamente inyectaba directo a mi cerebro

el conocimiento de la asignatura por vía nasal. Septiembre

eran estuches, gomas milán, perspectivas de otoño, gente

nueva.

Pequeña, pero nueva.Desde entonces, Septiembre

es para mí la verdadera fiesta de año nuevo, Enero,

Septiembre es mi Enero,

el año empieza en Septiembre, Otoño es la señal, Septiembre

siempre, cada vez que llegas amor con tu nombre de mujer

tengo ganas de vivir un año más, y de morir muy muy despacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.