Rubalcaba hará de la nueva reforma de la Ley de Pensiones uno de los arietes básicos de su oposición. El Gobierno, muy probablmente, alejará aún más el horizonte de la jubilación para tod@s nosotr@s, y eso, como bien saben Méndez & Toxo, sería tumbado en cualquier referéndum (al igual que la semana laboral de seis días, por ejemplo. No hace falta ser sociólogo demoscópico).

Pero la nueva reforma extenderá, al parecer, el cómputo de las cotizaciones realizadas a toda la vida laboral del interesado. Antes de la primera reforma sólo contaban para establecer la pensión las cotizaciones de los últimos 15 años de vida laboral, pues se supone que son los de mayor cotización y así se beneficiaba al trabajador. La primera reforma extendió el cómputo a los últimos 25 años, y ahora se extenderá al parecer a toda la vida laboral.

Y digo yo… con los millones de trabajadores -incluído el menda lerenda- mayores de 45 que han salido en los últimos años del circuíto laboral por cuenta ajena para establecerse por cuenta propia, o simplemente para irse al paro, o empeorar en sus condiciones por cuenta ajena en un nuevo trabajo, ¿estáis seguros de que esta medida será impopular? A mí, por lo pronto, me han dado una alegría.

He trabado 30 años por cuenta ajena, con cotizaciones altas. Ahora soy autónomo, por lo que por lo pronto me limitan el tope de lo que puedo cotizar hasta aproximadamente un 30% de lo que pueden cotizar los curritos por cuenta ajena. (Esto lo cual merece otro post, pues es una flagrante injusticia y además una tontería por parte de la Seguridad Social impedir que quien quiera cotizar más lo haga).

Sí, por favor: extiendan el cómputo de la base de cotización a toda la vida laboral. Voto sí. Incluso iré a alguna manifestación a favor. Además, es simple y llanamente justo: que cada cual cobre pensión en función de las cotizaciones de toda su vida. Seguro que votarán no e irán a la manifestación contrario much@os otr@s trabajadores a los que la medida, en efecto, reducirá su pensión. Por ejemplo, funcionarios de carrera que van ascendiendo y elevando paulatinamente su base de cotización, y que como además tienen puesto asegurado hasta la jubilación pues la medida les sería contraria. Todo mi respeto -vaya por delante- al colectivo de funcionarios del país (yo mismo lo he sido durante diez años, hasta que me pasé a la vida aventurera). Y también está claro que la medida perfecta es la que no perjudica a nadie. Únicamente quería escribir esto porque me parece que a Rubal le puede quedar colocado al revés el cabezón de este ariete en particular.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.