Una vez más, hoy he estado releyendo algunas cosas de Bukowsky. Y una vez más me impresiona. Recuerdo que cuando vivía en Francia estuve a punto de irme a vivir a EEUU simplemente tras leer «Cartero». Uno tiene muchas cosas malas y mentiras en su vida, pero la literatura es verdad.

Es verdad.
Bukowsky -de momento- está clasificado en la historia de la literatura como un bicho raro de la especie de Henry Miller / Jack Kerouac / y algunos más. Como un narrador heavy semiporno underground, el equivalente literario de los comics de Robert Crumb.  Cada vez que lo releo, me doy cuenta de que es uno de los poetas más brillantes del puto siglo XX.
Es bueno como narrador, sí. Los cuentos son entretenidos. Pero ante todo y sobre todo, Bukowsky es un poeta. Enorme. Inconmensurable. De la talla de Lorca, Aleixandre, Quevedo y César Vallejo.
No sé si abrir una página de estas de Facebook «Por la reclasificación de Charles Bukowsky como poeta y no prosista» (tampoco creo que la cosa dé para tanto), pero sí os propongo hojear este pdf con una antología de sus versos.
Pasad del tema alcohol, es intrascendente. Bukowsky no es Hemingway.  No veais en él un poeta «maldito», un icono contracultural, una bandera ideológica. Simplemente es alguien que estableció la conexión perfecta entre el corazón y el boli.http://www.arquitrave.com/libreria/librospdf/charles_bukowski.pdf
Tagged with:
 

2 Responses to Bukowsky

  1. Luis Rull dice:

    Desde que leí por primera vez Cartero me encantó Bukowsky. En mi grupo de amigos de Sevilla en el instituto y después en la Universidad era muy apreciado. No es tan desconocido. Que Anagrama publicara muchas de sus obras lo demuestra.

  2. alberto dice:

    Claro que no es desconocido! Solo quería subrayar la calidad de su poesía, que es quizás menos apreciada generalmente que sus relatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.