Vidas paralelas, sin duda: dos emperadores de la cultura de su tiempo, dos exiliados, desterrados y encarcelados. Ambos conocieron la gloria máxima y el olvido más profundo: Publio Ovidio Nasón y Oscar Wilde.

En la cúspide de su poder momentáneo, los dos deslumbraron a sus contemporáneos con poemas brillantes, dramas ingeniosos y cuentos enternecedores.

Pero ambos cometieron el mismo error: creer que la excelencia del ingenio puede desafiar al Poder con mayúsculas.

Ovidio lo pagó con un destierro eterno en el Ponto Euxino: quien había sido máximo ídolo de la moda y la frivolidad del más sofisticado imperio que jamás ha habido terminó sus días en un pantanal de los Balcanes.

Wilde, que desafió con el proceso de Albert Douglas a la impenetrable moral victoriana y burguesa, murió en la indigencia en París, repudiado por sus hijos, y tras años de carcel en Reading.

«Find yourself a jail. Only prisoners can sing», escribió Hermann Brood en una canción.

Ovidio, que brilló con una luz sólo igualada por la Biblia (su Arte de Amar fue el libro más «vendido» o divulgado durante siglos, con un alcance solo inferior a las Sagradas Escrituras), escribió desde el destierro sus Tristia, cantos de una profundidad nostálgica y vital raramente alcanzada.

Wilde, que hizo reír a la burguesía universal con sus comedias teatrales, nos ha dejado en la «Balada de la Cárcel de Reading» un testimonio abrumador del dolor proporcionalmente inverso a su triunfo social.

Ambos, hoy, nos miran desde la superioridad moral de la integridad, y el orgullo -comparable a Ausias March- tan bien expresado en estos versos finales de Ovidio:

«Heme aquí, aunque privado de mi patria, de vosotros y de mi casa,
y aunque se me ha arrebatado todo cuanto quitarme se pudo,
sigo acompañado, sin embargo, de mi ingenio y de él disfruto;
ningún derecho pudo el César tener sobre él. (Ov. Tr. iii 7 45-48)»

Recomendando este artículo: http://www.tendencias21.net/clasico/OVIDIO-MAS-QUE-UN-POETA-Y-UN-EXILIO_a38.html, nos quitamos el sombrero ante ambos y los declaramos hermanados poetas universales del amor, hetero, homo, qué mas da!

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.