Magnífico reportaje en Informe Semanal, hoy sábado 10 de Marzo. Una de esas piezas informativas que hace honor a la TV Pública, sin duda. Firmada por Pedro Soler y Teresa Pérez Casado, sitúa en primera línea de la actualidad nacional el escándalo de la comercialización de acciones preferentes por parte de algunos bancos y cajas de ahorros en España, llevada a cabo entre 2009 y 2010.

Es un escándalo porque las «preferentes» son un producto financiero cuya adquisición presupone un alto nivel de información de los riesgos que conlleva. En el reportaje veíamos contratos firmados con huellas dactilares, y numerosos testimonios de jubilados y ciudadanos de localidades españolas bastante distantes de los centros financieros donde se cocinan -y se pueden entender- estos productos.

«[Bancos y Cajas] han colocado productos tóxicos a su clientela» -era uno de los testimonios acusadores del reportaje, que incluía también declaraciones de un empleado de sucursal justificando su posición: recibe instrucciones de comercialización de productos, como cualquier empleado.

Un millón de personas, según el reportaje, están atrapadas por la letra pequeña de contratos de inversión que nunca estuvieron, en su mayoría, en condiciones de entender, ni remotamente. Confiaron en sus directores de sucursal, en pueblos, barrios, vecindarios.

El escándalo es de tal magnitud que muy posiblemente sea uno de los temas fundamentales en la agenda informativa de los próximos meses, como lo es ahora la operación de rescate de proveedores de ayuntamientos o la imposición a la banca de un código de conducta para evitar desahucios.

Es posible que la difusión en TVE de este tema sea parte de la batalla que el gobierno del PP libra calladamente contra las entidades bancarias para que acepten quitas griegas (aunque pocas), participar en financiación de pagos a pymes proveedoras de ayuntamientos, y renuncia parcial a sus derechos hipotecarios.

En mi opinión, en todo ello, el gobierno del PP -sea cierta o no mi hipótesis mediática anterior- está demostrando muchísima mayor sensibilidad social que el ejecutivo anterior.

El reportaje de Informe Semanal también dará mucho que hablar por el uso de «imágenes de recurso» en su montaje. Tras la emisión, recuerdo haber visto planos obvios, explícitos y claros de Caja Madrid, La Caixa, BBVA y CajaSur.

Desconozco si son éstos los principales o únicos bancos objeto de reclamación del millón de afectados del escándalo. Supongo que no. TVE también deberá justificar el uso de unos planos u otros, pues en todo lo que afecta a marcas comerciales de una manera tan intensa no puede ni debe utilizarse genéricamente una fachada o logotipo. No vale decir que es «un banco, una caja». Las malas y buenas prácticas tienen nombres y apellidos, y si hay justos -espero…- no deben pagar por pecadores.

 

 

2 Responses to El Escándalo de las Preferentes

    • Alberto Goytre dice:

      Gracias, Luis. El enlace se me sale de los márgenes, pero funciona, y es indispensable para que quien quiera pueda seguir el debate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.