No tienes otra moneda
tu vida y el dolor
es tu única estrella
no tienes más sentido
que el amor y la conciencia
ni más profundidad que la del insomnio
ni más historia que tu deseo
no tienes otro hogar
la barra donde la música 
se muestra y el camino de regreso
es fácil y tú estás aquí por recorrerlo conmigo
calle abajo
en el silencio que la luna marca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.