Blancas perlas galerías
quizá de espectros pero sé
que en el margen donde respiras
esperas tú también una respuesta
insensible inaudible frágil
confirmación de lo presentido

quizás elevas una botella un sueño
sirves una copa aceptas un gesto
entonces el espejo mi presencia
devoradora revela te vuelves
apliquemos imparcialmente ahora
código de margen tu sonrisa
invisible mi respuesta en tinieblas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.