Vaya por delante que este es un post de risa. Mi buen amigo virtual Jesús Grande (@jmgrande , y verdaderamente lo es) tuiteó esta mañana acerca de MyWebCareer.com, uno de los sistemas que últimamente proliferan para medir alcance virtual y valoración profesional. Se trata de una web que, tras establecer contacto con tus cuentas Linkedin, Facebook y Twitter efectúa una valoración de tu carrera profesional. La puntuación va de 0 a 850 puntos, máximo posible.

Con esa ligera alegría que tienen los martes al sol, y mientras esperaba a mi amigo James para nadar un rato, me registro en el sistema y conecto mis sitios. Tras hacer sus cálculos (que en algo me recuerdan a los de los magos de feria que a cambio de una moneda arrojan la carta del futuro (¿en qué peli era?)), MyWebCareer.com me informa de que mi puntuación es de 814 sobre 850 puntos posibles, y me felicita por estar en el grupo de top 5% a nivel mundial.

Estimulado por este halago, pincho en la pestaña «User Profiles» del selecto Club 800 puntos. Las dos primeras páginas están tomadas por estadounidenses, canadienses, algún holandés…

Pero en la tercera me veo! Ahí estoy, con mis 814 puntos, y soy El Primer Español en la Lista Mundial!!!!

Primer Español en el ranking mundial de My Web Career

Presa de un intenso nerviosismo, se lo comento a mi amigo Rafa @bi0xid (ojo, el tercer carácter es un cero, no una letra o), que con ese estoicismo andaluz sometido a los 40 grados sevillanos de rigor me responde: «es lo que tiene ser los primeros» en apuntarse a una red.

La respuesta de Rafa, claro, contiene mucha verdad: es obvio que estoy en esa posición de manera circunstancial y por el simple hecho de que los varios miles o decenas de miles o cientos de miles o millones de españoles y españolas con mucha más capacidad profesional que yo aún no se han apuntado a MyWebCareer.com.

Pero… ¡de momento soy el number one! ¡El puto amo, como diría Pep! Así que, ¡Españoles y Españolas todos y todas, poneos las pilas! Cada minuto que pase como primer español en el ranking global me hará sentir más gordo, y me lo acabaré creyendo.

Supongo que ése es precisamente el objetivo de marketing del site… Que ingenuos como yo escriban posts como éste incitando a amigos a participar en el juego… Pero, qué c…, ¡dejadme por una vez ser vanidoso sin remordimientos! Es la primera vez en mi vida que siento algo parecido a lo que deben sentir Amancio Ortega o Emilio Botín cuando se ven en el puesto 41 o 83 de los rankings de riqueza mundial… Jolín, mola, ¿no?

 

Tagged with:
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.