¿Por qué será que presiento
inasequible silencio color de muerte
perpetua para los corazones
rojos heraldos y mis padres castillo

de vergüenza anclado dolor no sé
si llegar al final de una inquisición
presiento palabra sacrifica impulso
impone hielo derrite permanencia

sacrifica memoria embriaga dulces
vende al fin vende verde jazmín
y blancas albercas donde los domingos

se perdían raíles de párpados dorados
y hojas peces caídas naufragaban
era aburrida la siesta en Villa Pilar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.