Comencé el día en la planta 26 de Torre Picasso, y tuiteé que desde ahí se veía el futuro… Me respondieron amigos como @mjoseatienza y @calonso17… Este último decía que si desde arriba el mundo se veía tan horrible como a pie de atasco en la Castellana… Le dije que sí, que igual de feo, sólo que más pequeño. Y María José adivinó dónde estaba: en la sede madrileña de Google.

Interesante presentación de los nuevos proyectos y tendencias del gigante de Mount Valley: live stream, rental, nuevos formatos publicitarios… Por eso decía que desde allí se veía el futuro. Lo que no me ha gustado tanto es que cuando estás en su oficina nunca te puedes mover sólo. Si quieres ir al baño te tiene que acompañar un empleado (hasta la puerta, claro). ¿Tanto tienen que proteger? Supongo que sí.

Al acabar la presentación, un sol de escándalo junto al Bernabéu y ambiente prepartido… Paso junto a un puesto: OFERTA: BUFANDA REAL MADRID SOLO 10 EUROS. ¿¿Sólo?? Yo no pagaría ni 50 céntimos!! En fin, hay gente pa tó, como diría el torero.

Almuerzo ligero al sol a base de cecina curada con oliva de arbequina, cogollos de lechuga de tudela y una copita de Aalto (conozco el lugar de Madrid donde lo sirven a la copa, chinchad rapiñad!!). Mientras despacho el sucinto tentempié, indispensable para mantener el tipo que las vuelve locas, me ocupo también de negocios variopintos vía blackberry e iphone.

Luego leo la presentación que ha tenido lugar en Fuencarral, con Juan Pedro Valentín, Chema Bautista, Pedro Piqueras y Paolo Vasile de la mano, lanzando el primer día de trabajo conjunto bajo el mismo techo de las redacciones de Informativos Telecinco y Cuatro. Ataque de nostalgia galopante… Mejores deseos de suerte colectiva y alegrías personales… Hoy mi batalla es otra, pero mi corazón el mismo. Ya no sé si tengo lealtades, pero sí buenos recuerdos.

Después de una tarde de gestión igualmente fructífera -en la que consigo recuperar deudas antiguas de morosos recalcitrantes de cuyos nombres haré piadosa omisión- me premio con un tiento prudente al Arzuaga 2008, que todavía no había catado. Todo ello en mi nueva cocina Roher de cubiertas lacadas al rojo coral Seychelles, mientras por la ventana entra el perfume de los primeros amentos…

Uy, que me empiezo a sentir «American Psycho»… El día ha sido bueno, y os lo dedico a tod@s!!!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.