Música y letra, Alberto Domalo. Grabada en el Estudio Grange de Lyon en Junio de 1996.

El hombre es las aceras que anda;
es también las avenidas que canta, corazón, nada más.
El hombre es cada día que pasa
y es también cada canción que le llega desde el fondo del mar

El hombre es los caminos que corre,
y es también cada ciudad que le absorbe hasta no poder más.
El hombre es el jardín donde duerme
y también es cada orilla que pisa corazón nada más nada más

Nada más nada más…

El hombre es un paseo tranquilo junto al mar,
o un vendaval desmadrado, una tormenta estival.
El hombre es cada trago que bebe,
y es también cada mirada que cruza corazón eso es

El hombre es la mujer que le quiere
es también aquélla que le traiciona corazón nada más
El hombre es una rutina tras otra, y es también
el esperar el viaje sin poder descansar, nada más nada más

Nada más nada más…

El hombre es cada palabra que dice
o mejor cada latido que piensa corazón nada más
El hombre es un hombre es un cuadro perdido
entre mil en el Museo del Mundo, corazón nada más

El hombre es la luna que pasa
y también como una estrella fugaz que ya ha acabao de pasar
El hombre es el oro y el moro, y es también
la púrpura de la sangre, corazón nada más, nada más

Nada más, nada más…

¿Te gustó la canción? Pues haz una donación!





Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.