Mañana velas
luces perdidas
árboles laborables
pájaros que regresan
del nido y en esquinas
del porvenir se detienen
-piropean a las multitudes-

verdes presagios
afortunadamente invaden
toda precisión pregunta
si no dónde las nuevas
hojas este año reaparecen

sí, la mañana vence
dos a cero pero
probablemente mi tristeza
podrá remontar el encuentro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.