La tarde es al fin el abismo
deseado hacia donde deriva
cada paso cada trago cada lento
cigarrillo y cada esencial
sonrisa hacia la tarde hacia ciertos
pájaros de la tarde sus tenues
pero inapelables móviles su vuelo
despliegan hacia la desconocida
región de la evidencia que define
una sombra tu gesto diciendo
no sé en este mismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.