La hora Septiembre sabe
restaurar en las calles
pálidas niñas circulan
transeúntes enfurecidos y buses
con el corazón traspasado
impasibles esfinges parecen
sonreír y traficantes de sombras
inútilmente su mercancía
depositan en labios que siempre
negados les serán por el azar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.