Este tronco de álamo está en el pueblo donde vamos a tomar vermú los fines de semana. Es como una pata de elefante prehistórico, fosilizado y de materia lignítica vidriosa, hermosa, dura y brillante. Siempre lo habíamos visto como si fuera una escultura monumental, un decorado bien realizado. Pero el otro día, tomando el vermú, le salieron hojas. Está vivo!!! Procede directamente del cretácico superior, y está vivo!!!

Posted using Mobypicture.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.