Primera lluvia, primera tormenta

primera carga de profundidad del cielo

desatado sobre nuestros corazones

compinchado con los pinares

primer día de fiesta de la arena

después del largo y árido verano

de semanas de polvo y vibraciones

amarillas, sedientas, alucinatorias

primer agua bendita

reconciliación del cielo y la tierra

primera lluvia de otoño, coño,

¡qué maravilla!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.