Advertimos a nuestros amigos Practicantes sobre algunas situaciones que podríamos clasificar como de « falsa invisibilidad », frecuentes en determinados espacios, y que no se deben confundir con la Cosa Real, y solicitamos vuestra Colaboración para identificarlos mejor.

Uno va a reclamar algo a cualquier administración pública : pasa horas ante un ventanilla o en la puerta de un despacho, recorre pasillos y pasillos interminables con sus papeles en la mano, desglosa ante un interlocutor impávido sus penas y posibles remedios, se sienta a esperar una respuesta del Departamento correspondiente, y nada… : silencio, impermeabilidad total del exterior a nuestras acciones.

O bien en algunas terrazas de hostelería, quizás por su orientación geoesotérica : el estado que se alcanza en algunas de ellas permite levantar las manos delante mismo de las narices del camarero, efectuar todo tipo de gestos apelativos, quedarse sin saliva a base de chistidos, sin que el destinatario de todos estos despliegues, que camina entre las mesas distraídamente (¡además!), sin nada especial que ocupe su atención, se dé mínimamente por enterado. Amigos míos; a mí mismo, gran Maestro del Arte, me ocurre con frecuencia, en estos lugares, en mi forma visible y con la única intención de tomar un cubalibre al aire ídem. Sólo puedo recurrir a las explicaciones geomagnéticas y a las coordenadas aristotélicas para intentar comprender el fenómeno, verdaderamente asombroso.

Para ubicar topográficamente los lugares donde se dan con mayor frecuencia estas situaciones de « falsa invisibilidad », envía a nuestro Correo Invisible noticia de experiencias similares, y si es posible la ubicación GPS del lugar en cuestión. También puedes hacerlo desde Twitter utilizando hashtag #invisible y poniendo en el mensaje « Detectado Lugar de F.I. «  y las coordenadas GPS.

Estamos hablando con Foursquare (www.foursquare.com) a ver si nos pueden crear una aplicación específica para incluír estos lugares malditos en la red social. Quizás analizando sus coordenadas descubramos algún tipo de patrón topográfico que nos permita explicar el misterio. Si no, por lo menos tendremos identificados estos puntos terráqueos que inducen a confusión a los más experimentados Practicantes del Arte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.