No llegarán mis labios a besar el alba
nítida donde resumen las promesas
sus parques de retiro su rumor de fuentes
ni sabrán que más allá de la apariencia
tejida de nervios y silente como un lago
aguarda mi amor a bordo de un imposible
un espacio nítido donde las hojas
intercambian mensajes con la clara previsión
de quien al fin asume el trago
del azar concedido la maravilla eterna
el mundo dios mi amor el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *