Carne helada tus labios
menta de vino deslizan
en mi cara cada beso
cada vez que te respondo
brillante por una noche y digo
palabras que pueden ser comprendidas
cada vez que me levanto
mármol y nervio en la noche
puro polo para el beso de su viento
su caricia fresca en las orejas
cada vez que me dices cada beso
los pronombres se transforman en hielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *